Ingredientes (4p.):

600 g de alubias pochas desgranadas

1 cebolla

1 pimiento verde

4 dientes de ajo

1 tomate

1 puerro

1 lomo de bacalao desalado (250 g)

1 colita de bacalao desalada (100 g)

aceite de oliva virgen extra

sal

perejil

Elaboración:

Pon las pochas en una cazuela y cúbrelas con agua fría. Pela la cebolla, trocéala e introdúcela en la red especial para cocer verduras. Retira el tallo y las pepitas del pimiento, córtalo en 8 trozos y añádelo a la red. Corta el tomate en cuatro y agrégalo. Pela los ajos y incorpóralos. Cierra la red e introdúcela en la cazuela. Añade también la cola de bacalao troceada. Cuece las pochas a fuego suave durante 50 minutos. Saca la red y reserva las verduras. Prueba las pochas y ponlas a punto de sal.

Pela el tomate y pasa las verduras a un vaso batidor, vierte un poco del caldo de la cocción de las pochas y tritúralas con la batidora eléctrica. Vierte el puré sobre las pochas, remueve la cazuela y cocina todo junto durante 10 minutos. Espolvorea las pochas con un poco de perejil picado.

Retira la parte superior e inferior del puerro, lávalo bien y córtalo en tres trozos y después en tiras finas. Fríelas a fuego medio en una sartén con aceite. Retira y escúrrelas sobre un plato cubierto con papel absorbente de cocina. Sazónalas.

Corta el bacalao en 4 trozos y ponlos a confitar en la sartén donde has frito el puerro. Pela los otros 2 dientes de ajo, córtalos por la mitad y añádelos a la sartén. Confita el bacalao a fuego suave durante 5-6 minutos. Déjalo reposar en el aceite.

Sirve las pochas en platos hondos y coloca un trozo de bacalao en cada plato. Adórnalos con un poco de puerro crujiente y unas hojas de perejil.

Consejo:

Las alubias pochas, son alubias tiernas, recién recolectadas. No hace falta ponerlas a remojo desde la víspera.