Ingredientes (8 piezas):

8 peras

100 g de nueces (picaditas)

8 hojas de pasta filo

100 ml de miel

125 g de mantequilla

hojas de menta

Elaboración:

Pela las peras, córtalas en trozos pequeños y resérvalas. Derrite 50 gramos de mantequilla en una sartén, agrega las peras y rehógalas durante 12-15 minutos. Pásalas de nuevo al bol, añade las nueces picaditas y mezcla bien.

Derrite el resto de mantequilla (75 g) en el microondas. Colócala en un bol y añade la miel. Mezcla bien.

Extiende las hojas de pasta filo y úntalas con la mezcla de mantequilla y miel. Coloca en la parte central del extremo de la hoja una porción de relleno, dobla la hoja en 3 tapando el relleno de manera que quede un rectángulo largo (del tamaño de la hoja), después dobla la hoja formando triángulos. Colócalos sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear y hornéalos a 200º C durante 15-20.

Sirve y adorna con unas hojas de menta.

Consejo:

Hoy hemos rellenado las hojas de pasta filo con peras, pero cualquier otra fruta puede servir. La única condición es que sea de vuestro agrado.