Ingredientes (4p.):

  • 300 g de harina
  • 3 huevos
  • 600 g de hongos (boletus)
  • 24 ajos frescos
  • 1 cebolleta
  • 75 ml de vino
  • 250 ml de salsa de tomate
  • 100 g de queso parmesano
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Perejil

Elaboración:

  • Mezcla en un bol, la harina, los huevos, una pizca de sal y 2 cucharadas de aceite. Al principio mezcla los ingredientes con la batidora eléctrica de varillas y después amásala con las manos. Haz una bola y deja reposar durante 1 hora.
  • Divide la masa en 8 trozos, redondéalos y estíralos (de uno en uno) con la máquina hasta que queden muy finos. Seguidamente pasa cada trozo por el cortador de tallarines y resérvalos.
  • Pela los ajos frescos retirándoles la primera capa y pícalos en cilindros. Pela y pica la cebolleta en daditos (con un trocito de la parte verde). Pon todo a rehogar en una tartera con un chorrito de aceite. Sazona. Limpia bien los hongos, trocea y añádelos a la sartén. Cuando estén pochados, agrega el vino y dale un hervor. Vierte la salsa de tomate y mezcla bien. Añade un poco de perejil picado y mezcla.
  • Pon a hervir abundante agua en una cazuela grande, sazónala y cuece los tallarines durante 2 minutos. Escúrrelos.
  • Sirve los tallarines en una fuente, muele encima un poco de pimienta y vierte la salsa. Espolvoréalos con el queso rallado y repártelos en 4 platos. Adórnalos con unas hojas de perejil.

Consejo:

  • Si la masa queda pegajosa, puedes agregarle un poco más harina hasta conseguir la consistencia adecuada.