Tiempo de elaboración: 1 hora y 15 minutos + enfriar

Ingredientes (6p.):

2 calabacines

6 láminas de canelón

1 patata

2 cebolletas

2 mangos

1 huevo

100 g de bonito en aceite

aceite de oliva virgen extra

vinagre

sal

cebollino picado

perejil

Elaboración:

Pon agua a calentar en un cazo y cuando empiece a hervir, agrega la patata. Cuécela durante 35 minutos. Pela, trocea y colócala en la jarra batidora.

Pon agua a calentar en una cazuela. Cuando empiece a hervir, sazona y agrega las láminas de canelón. Cuécelas durante 12 minutos. Escurre, refresca y resérvalas.

Pela y pica una cebolleta en dados y ponla a rehogar en una sartén con un chorrito de aceite. Lava los calabacines, pica y agrégalos. Sazona y rehógalos brevemente. Pasa todo a la jarra batidora. Pela los mangos, trocea, incorpóralos y tritura todo bien. Introduce la crema en el frigorífico hasta que esté bien fría.

Pon el huevo, 150 ml de aceite, un chorrito de vinagre y una pizca de sal en un vaso batidor. Tritura los ingredientes con la batidora eléctrica hasta conseguir una mahonesa.

Pela y pica la cebolleta finamente y ponla en un bol. Agrega el bonito desmenuzado, el cebollino picadito y unas cucharadas de mahonesa. Mezcla bien y rellena los canelones. Reparte la crema en 6 platos hondos y coloca 1 canelón en el centro de cada uno. Decora los platos con unas hojas de perejil.

Consejo:

Si ves que la crema te queda espesa, puedes agregarle un poco de agua hasta conseguir el punto deseado.