Así nos lo cuenta

Arguiñano: "Mide tu felicidad por los ingredientes" con la receta de canelones a la boloñesa

Karlos Arguiñano elabora una receta casera de canelones a la boloñesa con la que asegura que te aplaudirán.

Publicidad

Karlos Arguiñano está tan fascinado con esta receta de canelones a la boloñesa que asegura que "la casa donde haya estos ingredientes, es una casa feliz". El cocinero augura un resultado buenísimo para todo el que pruebe a elaborar esta receta en casa.

Ingredientes, para 4 personas

16 láminas para canelones

400 g de carne picada (250g ternera/ 150g cerdo)

250 ml de tomate triturado

2 dientes de ajo

1 cebolla

1 pimiento verde

2 zanahorias

1 rama de apio

1 l de leche

80 g de harina

60 g de mantequilla

125 ml de vino blanco

50 g de queso (en polvo)

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Pimienta

Nuez moscada

Perejil

Elaboración

Calienta abundante agua en una cazuela y sazónala. Introduce los canelones y cuécelos durante el tiempo que indique el paquete. Retira, escurre y colócalos sobre un paño limpio de cocina.

Calienta 3-4 cucharadas de aceite en una cazuela. Pica los dientes de ajo en daditos y agrégalos. Pela la cebolla, córtala en daditos y añádela. Retira el tallo y las semillas del pimiento, córtalo de la misma manera y agrégalo. Pela las zanahorias, córtalas en cuartos de luna e incorpóralas. Pica la rama de apio en daditos y añádela. Sazona y rehoga las hortalizas durante 10-12 minutos.

Agrega las carnes picadas, salpimienta y rehógalas un poco.

Vierte el vino blanco, dale un hervor e incorpora el tomate triturado. Mezcla y cocina la boloñesa durante 10-15 minutos.

Rellena los canelones con la boloñesa y ponlos en 4 platos

(o fuente) aptos para el horno.

Funde la mantequilla en una cazuela. Añade la harina y rehógala bien. Vierte la leche poco a poco sin dejar de remover hasta que los ingredientes queden bien integrados. Cocina la bechamel a fuego suave durante 8-10 minutos. Condiméntala con sal, nuez moscada y un poco de perejil picado.

Cubre los canelones con la salsa bechamel y espolvorea encima el queso. Gratínalos hasta que el queso se dore. Sirve y adorna los platos con unas hojas de perejil.

Consejo

Respecto al vino, también podéis utilizar vino tinto. Eso sí, en cualquiera de los 2 casos (vino blanco o tinto), es importante que el vino sea bueno ya que aportará al plato ciertos matices que marcarán la diferencia. Un vino mediocre puede arruinar una buena salsa.

Antena 3 » Programas » Cocina abierta de Karlos Arguiñano » Recetas hoy de Arguiñano » Pastas

Publicidad