Ingredientes (4p.):

300 g de arroz

12 cigalitas

2 zanahorias

2 puerros

1 cebolleta

200 g de judías verdes

8 hojas de espinacas

aceite de oliva virgen extra

sal

Elaboración:

Pon abundante agua a calentar en una cazuela grande. Corta la parte verde de la cebolleta y agrégala. Corta la parte verde de los puerros, enjuágalos bajo el grifo, trocea y añádelos a la cazuela. Incorpora también las cabezas de las cigalitas. Sazona y cuece todo durante 20 minutos. Pon las colas de las cigalitas en un colador e introdúcelo en la cazuela durante 1 minuto. Pela las cigalitas. Cuela el caldo y resérvalo.

Pon un poco de aceite en una cazuela, agrega el arroz y rehógalo brevemente. Vierte el caldo (el doble y un poco más de caldo que de arroz) y cocínalo durante 18-20 minutos, removiéndolo de vez en cuando.

Calienta a fuego suave unas 8 cucharadas de aceite en una sartén. Agrega 4 hojas de espinaca (que no se toquen entre sí) y fríelas a fuego suave hasta que pierdan la humedad. Escúrrelas sobre un plato cubierto con papel absorbente. Resérvalas.

Pica la cebolleta en daditos y ponlos a rehogar en una sartén grande con un chorrito de aceite. Retira las puntas de las judías, córtalas en daditos y añádelas. Retira la hoja externa de los puerros, pícalos en daditos e incorpóralos. Pela las zanahorias, córtalas en daditos y añádelas. Sazona y rehoga todo bien.

Agrega el arroz a las verduras y mezcla bien.

Reparte el arroz en 4 platos y coloca en cada uno 3 cigalitas y 2 hojas de espinaca.

Consejo:

En la receta hemos utilizado cigalitas, pero perfectamente se pueden sustituir por gambas o langostinos.