Ingredientes (4p.):

1 lechuga

4 patatas

100 g de txistorra

50 ml de leche

150 g de queso

Harina, huevo batido y pan rallado

1 huevo

pimentón

aceite de oliva virgen extra

vinagre

sal

pimienta

Elaboración:

Pon a calentar abundante agua en una cazuela. Introduce las patatas y cuécelas durante 35-40 minutos (dependiendo del tamaño). Deja que se templen.

Retira la piel de la txistorra y rehógala un poco en una sartén sin aceite. Escúrrela bien y pícala finamente con un cuchillo. Resérvala.

Lava, seca y corta la lechuga en juliana fina. Resérvala.

Pon el huevo en un vaso batidor, agrega un chorrito de vinagre, una pizca de sal, media cucharadita de pimentón y una buena cantidad de aceite (200ml). Tritura los ingredientes con una batidora eléctrica hasta que monte la mahonesa. Resérvala en el frigorífico.

Pela las patatas y aplástalas. Añade la txistorra, la leche, sal y pimienta. Mezcla todo bien. Divide la masa en 16 porciones y forma las croquetas.

Corta el queso en 16 rectángulos e introduce un trozo dentro de cada croqueta.

Pasa las croquetas por harina, huevo batido y pan rallado y fríelas en una sartén con aceite. Escúrrelas sobre un plato cubierto con papel absorbente de cocina.

Sirve 4 platos, colocando la lechuga a un lado, la mahonesa en el centro y las croquetas al otro lado.

Consejo:

Si hacéis la mahonesa con antelación, lo mejor será guardarla en el frigorífico hasta el momento de consumirla.