Ingredientes (1 p.):

2 rebanadas grandes de pan

3 filetes de lomo fresco

4 lonchas de queso brie

1 tomate pequeño

20 g de hojas de rúcula

8 dátiles

vinagre de jerez

mantequilla

aceite de oliva virgen extra

sal

pimienta

Elaboración:

Lava el tomate y córtalo en rodajas finas.

Retira el hueso de los dátiles y ponlos en un bol. Cúbrelos con vinagre de Jerez y déjalos a remojo durante toda la noche. Retira los dátiles y colócalos en un vaso batidor. Sazona, vierte una buena cantidad de aceite de oliva (100ml) y tritúralos hasta que quede una pasta homogénea. Resérvalo.

Salpimienta el lomo y fríelo brevemente en una sartén con un chorrito de aceite.

Corta 2 trozos de papel de horno y extiende uno sobre la tabla. Unta una rebanada de pan (por un lado) con un poco de mantequilla y colócala, dejando la parte de la mantequilla (hacia abajo) en contacto con el papel. Pon encima los filetes de lomo, las rodajas de queso y las lonchas de tomate. Cubre todo con la otra rebanada de pan, úntala por la parte superior con otro poco de mantequilla y tápala con el otro trozo de papel de horno. Introduce el bocadillo en una sandwichera (panini gril) y caliéntalo durante 2-3 minutos.

Retira, separa la rebanada superior y pon la rúcula encima del tomate. Unta la rebanada de pan por la parte interior con la emulsión de dátil y aceite y cubre el bocadillo.