Fácil y rápido

¡Mezcla dulce y salado! El aperitivo de morcilla con cebolla caramelizada y piñones, de Karlos Arguiñano

Karlos Arguiñano nos sorprende con este aperitivo de morcilla.

Publicidad

El cocinero nos ha sorprendido hoy con la receta de morcilla con cebolla caramelizada y piñones. Un suculento aperitivo que mezcla sabores dulces con salados. Además, Arguiñano nos ha contado su truco para que la morcilla no se rompa al freírla, y qué debemos hacer para que no llegue a cocerse por el camino.

Ingredientes, para 4 personas

1 morcilla de arroz

2 cebollas rojas

1 cucharada de azúcar

20 g de piñones

½ barra de pan

Aceite de oliva virgen extra

Perejil

Elaboración

Pela las cebollas, córtalas en juliana fina y rehógalas en una sartén con 4 cucharadas de aceite. Cocínalas durante 5 minutos, agrega el azúcar y cocínalas durante 20 minutos más.

Tuesta los piñones en una sartén a fuego moderado y resérvalos.

Corta 12 rebanadas finas de pan y tuéstalas (en tostador o en el horno).

Retira la piel de la mocilla, córtala en lonchas no muy gruesas, y fríela a fuego suave hasta que se dore.

Sirve en cada plato una base de cebolla caramelizada, un par de trozos de morcilla y 3 rebanadas de pan. Salpica los platos con los piñones tostados y adórnalos con unas hojas de perejil.

Consejo

La cebolla caramelizada es una exquisitez que combina perfectamente con diferentes platos como con por ejemplo, tortillas, hígado, hamburguesas o tostas.

Antena 3» Programas» Cocina abierta de Karlos Arguiñano» Recetas hoy de Arguiñano» Entrantes

Publicidad

Isabel Forner hace un llamamiento a los espectadores: “No hay que olvidarse de la gente mayor”

Isabel Forner hace un llamamiento a los espectadores: “No hay que olvidarse de la gente mayor”

La periodista les ha mandado un beso a los fans del programa, pero, sobre todo, a los mayores que están solos viéndolo en casa.

ping pong

Anthony, juega al tenis de mesa con la boca y demuestra que no hay reto que se le resista

Anthony ha visitado el plató de Y ahora Sonsoles para contarnos su historia de superación. Es todo un profesional en el tenis de mesa, aunque sus manos sean su boca. Algo que le convierte en el único jugador de España que juega de esta manera. No hay reto que se le resista.