Ingredientes (4p.):

1 k de borraja (600 g limpia)

2 patatas

4 huevos

2 dientes de ajo

50 g de jamón

aceite de oliva virgen extra

aceite de trufa

pimienta blanca

sal

Elaboración:

Pelas patatas, casca y ponlas a cocer en una cazuela con agua y una pizca de sal durante unos 15-20 minutos. Escurre y pásalas por el pasa purés.

Retira las hojas de las borrajas y corta los tallos en trozos de 2-3 centímetros. Enjuágalas y ponlas a cocer en una cazuela con abundante agua y una pizca de sal durante

12-15 minutos. Escúrrelas bien y resérvalas.

Pela y lamina los dientes de ajo y ponlos a confitar a fuego suave en una sartén con 3 -4 cucharadas de aceite. Retira los ajos a un plato. Pica el jamón en daditos y añádelos a la misma sartén. Sube un poco el fuego y rehógalo un poco. Coloca el jamón y el aceite de la sartén en un bol. Añade el puré de patatas y la borraja. Mezcla bien.

Coloca un molde con forma de aro sobre un plato, rellénalo con una porción de borrajas con patatas y jamón. Retira el aro y repite el proceso con el resto de los ingredientes.

Corta 4 trozos grandes de film de cocina y colócalos sobre 4 recipientes (tipo taza), úntalos con el aceite de trufa y casca un huevo encima de cada uno. Sazona y añade un poco de pimienta blanca. Junta las puntas, enrosca y átalas con un trozo de lid de cocina. Cuécelos durante 3 minutos en una cazuela con agua hirviendo. Corta la cuerda de cocina, retira el film de cocina y pon un huevo encima de cada timbal de borraja, patata y jamón. Rocía los huevos con unas gotas de aceite trufado.

Consejo:

Las hojas de las borrajas se pueden aprovechar para hacer unos crespillos. Basta con introducirlas en una masa de rebozar (tipo pasta orly) y freírlas en una sartén con aceite caliente.