Ingredientes (4p.):

800 g de tallos de cardo

1 cebolleta

2 dientes de ajos

100 g de jamón serrano

1 cucharada de harina

aceite de oliva virgen extra

sal

pimienta blanca

perejil

Elaboración:

Corta los tallos de los cardos y retírales las hebras (hilos) duras de la parte exterior. Córtalos en trozos de 5 centímetros.

Pon agua a calentar en una cazuela y sazónala. Cuando el agua empiece a hervir, agrega los trozos de cardo y cuécelos a fuego medio durante 30-35 minutos. Resérvalos en la cazuela.

Pela la cebolleta y pícala en daditos. Pela y pica los ajos de la misma manera. Pon un poco de aceite a calentar en una tartera, agrega los ajos y la cebolleta y rehógalos a fuego suave durante 10 minutos aproximadamente.

Retira la grasa del jamón, córtalo en trocitos y agrégalos a la tartera de la cebolleta. Fríelo brevemente e incorpora la harina. Rehógala un poco y añade el cardo y 300 ml (aproximadamente) del caldo resultante de la cocción del cardo. Cocina todo conjuntamente. Muele encima un poco de pimienta blanca. Sirve y decora con una hojita de perejil.

Consejo:

Para que el cardo no se oxide ni oscurezca puedes rociarlo con un poco de zumo de limón.