Publicidad

Antena 3 » Programas » Cocina abierta de Karlos Arguiñano » Recetas hoy de Arguiñano » Ensaladas y verduras

Aprende a cocinar

Receta de gratinado de Bruselas y champiñones, de Arguiñano: "Sencilla, sana y barata"

Karlos Arguiñano ha elaborado un plato de escándalo.

Karlos Arguiñano ha elaborado una receta de escándalo con ingredientes saludables, sencillos y baratos. El gratinado de Bruselas y champiñones conseguirá sacar lo mejor de las verduras.

Recuerda que tienes que lavar bien los champiñones antes de cocinarlos. Déjalos en remojo un rato para que suelten toda la arenilla que puedan tener.

Es un plato que requiere poco trabajo y con un resultado inigualable.

Ingredientes, para 4 personas

24 coles de Bruselas

300 g de champiñones

1 zanahoria

2 patatas grandes

2 dientes de ajo

75 g de queso emmental

aceite de oliva virgen extra

sal

perejil

Elaboración

Calienta abundante agua en una cazuela. Pela, corta las patatas (cascándolas), introdúcelas en la cazuela y sazónalas. Cuécelas durante 12 minutos aproximadamente.

Escurre, pásalas por el pasapurés hasta conseguir un buen puré. Reserva el agua de la cocción de las patatas.

Calienta 3-4 cucharadas de aceite en una cazuela amplia y baja. Pela los dientes de ajo, córtalos en dados y agrégalos. Pela la zanahoria, córtala en rodajas y añádelas. Corta la base del tallo de las coles de Bruselas y elimínales las hojas exteriores. Córtalas por la mitad e incorpóralas a la cazuela. Sazona y cocina las hortalizas durante 10 minutos.

Retira la parte inferior de los champiñones, enjuaga y sécalos bien. Córtalos en cuartos y añádelos. Mezcla bien, sazona, tapa y cocínalos a fuego suave durante 10-15 minutos aproximadamente.

Mezcla las hortalizas (coles, zanahoria y champiñones) con el puré de patatas. Aligera la mezcla agregando un poco del caldo de cocción de las patatas.

Cubre una bandeja de horno con 4 trozos de papel de hornear, coloca encima de cada uno, 1 molde sin fondo (tipo cortapastas) y rellénalos con la mezcla anterior. Pon una porción de queso en el centro de cada uno y gratínalos hasta que el queso se funda y se dore un poco.

Sirve uno en cada plato y retira los moldes y el papel inferior. Adorna los platos con unas hojas de perejil.

Consejo

Normalmente siempre comemos las coles de Bruselas cocinadas, pero os conviene saber que también se pueden comer crudas en ensalada.

Publicidad