Ingredientes (4p.):

800 g de judías verdes

2 patatas

16 muslos de codorniz

1 huevo

50 ml de salsa de soja

2 cucharadas de miel

aceite de oliva virgen extra

sal

pimienta

Elaboración:

Retira los hilos y las puntas de las judías, córtalas en trozos de 4 centímetros. Pela las patatas y córtalas de la misma manera. Cuece las judías y las patatas al vapor con una pizca de sal durante 12-15 minutos. Resérvalas.

Pon el huevo en una cazuelita y cúbrelo con agua. Cuécelo durante 10 minutos desde el momento en que empiece a hervir el agua. Refresca, pela y pícalo finamente. Resérvalo.

Salpimienta los muslitos, colócalos en un bol y riégalos con 30 ml de salsa de soja. Agrega 1 cucharada de miel y mezcla bien. Deja que maceren unos 15-20 minutos. Colócalos sobre una bandeja de horno y riégalos con el líquido de la maceración. Hornéalos a 200º C durante 12-15 minutos.

Pon un chorrito de aceite en un cazo, añade el resto de la salsa de soja y de la miel y dale un hervor. Mezcla bien.

Reparte las judías y las patatas en 4 platos. Aderézalos con la salsa y coloca 4 muslitos encima de cada uno. Añade un poco de huevo picado y a comer.

Consejo:

Es importante cocer las judías verdes porque tienen una sustancia tóxica que desaparece después de la cocción.