Ingredientes (4p.):

1 pollo (troceado)

800 g de tomate triturado

2 cebolletas

2 pimiento verde

4 dientes de ajo

2 patatas

aceite de oliva virgen extra

sal

pimienta

1 rama de romero

perejil

Elaboración:

Pela los ajos y las cebolletas. Pícalos en dados y ponlos a rehogar en una tartera grande con un poco de aceite. Retira los tallos y las pepitas de los pimientos. Pícalos de la misma manera y añádelos. Sazona y rehoga todo bien. Agrega la rama de romero.

Salpimienta el pollo (sin piel), agrégalo y dóralo bien.

Añade el tomate triturado, tapa la tartera y guisa el pollo durante 25 minutos.

Pela las patatas, córtalas con la mandolina (patatas rejilla) y colócalas en un bol con agua. Sécalas bien y fríelas en una sartén con aceite. Escúrrelas sobre una fuente cubierta con papel absorbente. Sazónalas.

Sirve el pollo, salsea y acompáñalo con las patatas rejilla. Adorna con unas hojas de perejil.

Consejo:

Para que el guiso sea más sano, hemos eliminado la piel del pollo porque es donde se concentra la mayor parte de la grasa.