Ingredientes (4p):

½ k de solomillo de vaca (tierno)

2 patatas

4 tomates

4 pepinillos en vinagre

10 aceitunas (verdes y negras)

30 g de queso fresco

20 g de maíz

4 yemas de huevo

1 cucharada de mostaza antigua

1 cebolleta (pequeña)

3 ml de salsa picante

aceite de oliva virgen extra

sal

pimienta

perejil

Elaboración:

Pela las patatas, córtalas en daditos y colócalas en un bol con agua. Déjalas a remojo hasta el momento de freírlas.

Corta la parte inferior de los tomates y vacíalos con una cuchara parisien (sacabolas). Escurre la pulpa, pícala y ponla en un bol.

Pica los pepinillos, el queso fresco y las aceitunas en daditos y agrégalos al bol. Añade también los granos de maíz. Sazona, riega todo con un chorrito de aceite y mezcla bien. Rellena los tomates y cúbrelos con el trozo que les has cortado al principio para vaciarlos. Resérvalos.

Pica la carne (a cuchillo) en daditos pequeños y ponlos en un bol. Pica la cebolleta en daditos pequeños y añádelos al bol. Salpimienta y agrega la mostaza, la salsa picante y un chorrito de aceite. Mezcla bien.

Escurre y seca bien las patatas y fríelas en una sartén con aceite caliente. Retira y escúrrelas sobre un plato cubierto con papel absorbente. Sazónalas.

Reparte la carne en los platos y coloca una yema en el centro de cada uno. Acompáñalos con las patatas fritas y los tomates rellenos. Decora los platos con unas hojas de perejil.

Consejo:

Si queréis intensificar el sabor de vuestro tartar, os recomiendo agregar unas alcaparras a la mezcla de la carne.