Ingredientes (4p.):

2 orejas de cerdo

3 patatas

1 cebolla

1 puerro

aceite de oliva viren extra

sal

1 hoja de laurel

pimentón picante

perejil

Elaboración:

Lava las patatas y márcalas superficialmente con una puntilla alrededor de su contorno. Cuece las patatas durante 35 minutos en una cazuela con agua hirviendo y una pizca de sal. Retíralas, deja que se templen y pélalas.

Pon a calentar abundante agua en la olla. Lava el puerro, córtalo en 4-5 trozos y colócalo en una red de cocer legumbres. Pela la cebolla, córtala en cuartos y agrégala junto con la hoja de laurel y unas ramas de perejil. Cierra la red e introdúcela en la olla. Sazona y añade las orejas.

Cierra la olla y cuécelas durante 30 minutos a partir de que suba la válvula. Abre la olla, retira las orejas y escúrrelas. Córtalas en trozos y colócalas en una bandeja apta para horno. Hornéalas a 225º C durante 8-10 minutos.

En el momento de servir corta las patatas en rodajas, colócalas en la base de una fuente grande y sazónalas. Pon encima las orejas (troceadas y horneadas). Riega todo con un buen chorro de aceite de oliva y espolvorea por encima un poco de pimentón. Adorna con unas hojas de perejil.

Consejo:

Nosotros hemos utilizado pimentón picante, pero si no os gusta, podéis utiliza pimentón dulce.