Ingredientes (6p.):

1.500 g de cabezada de cerdo

1 cebolla

1 yuca

6 dientes de ajo

aceite de oliva virgen extra

75 ml de vinagre de jerez

1 clavo

1 hoja de laurel

1 cucharadita sopera de orégano (polvo)

1 cucharadita de tomillo (polvo)

1 guindilla cayena

sal

pimienta

perejil

Elaboración:

Elimina las grasas externas de la pieza de carne. Colócala en la olla. Cúbrela con agua, sazona, agrega la cebolla, pelada y cortada en 4 trozos, el clavo y la hoja de laurel. Tapa la olla y cuécela durante 30 minutos a fuego no muy fuerte a partir de que suba la válvula.

Para hacer el adobo; coloca en el vaso americano, 100ml de aceite, el vinagre, 10 g de hojas de perejil, la guindilla cayena, el tomillo y el orégano y los dientes de ajo pelados y troceados. Salpimienta y tritura. Reserva el adobo.

Coloca la carne en un bol, vierte el adobo y unta la carne. Tapa el bol con film de cocina y déjala macerando de un día para otro en el frigorífico.

Coloca la carne sobre la placa del horno y ásala a 180º C durante 1hora.

Pela la yuca, córtala en lonchas finas (puedes ayudarte con un pelador) y fríelas en una sartén con abundante aceite. Retira y escúrrelas sobre un plato cubierto con papel absorbente de cocina. Sazónalas.

Corta la carne en lonchas finas y sirve. Acompáñala con los chips de yuca. Decora los platos con unas hojas de perejil.

Consejo:

Si quieres intensificar los sabores del adobo, coloca la mezcla en un bote de cristal con tapa y deja que los ingredientes reposen por lo menos durante 2 días.