Publicidad

Antena 3 » Programas » Cocina abierta de Karlos Arguiñano » Recetas de Cocina » Carnes y guisos

Una receta exquisita

Carrilleras de ternera con espárragos y guisantes, receta de un guiso tradicional

Cocina abierta de Karlos Arguiñano nos propone la receta de Carrilleras de ternera con espárragos y guisante, un exquisito plato que hará las delicias de tus comensales.

Ingredientes (4p.):

2 carrilleras de ternera

2 cebollas

3 dientes de ajo

2 zanahorias

1 pimiento verde

12 chalotas

8 espárragos blancos

100 g de guisantes desgranados

harina

100 ml de txakoli

Aceite de oliva virgen extra

Sal

Pimienta

perejil

Elaboración:

Con un cuchillo elimina la membrana que cubre las carrileras. Sazona, enharina y dóralas en una sartén con un buen chorro de aceite. Retíralas a un plato y resérvalas.

Pela y pica los ajos, las cebollas y las zanahorias en dados, y ponlas a rehogar en la olla. Retira el tallo y las semillas del pimiento, córtalo de la misma manera y agrégalo. Sazona y rehoga las verduras durante 10 minutos.

Introduce las carrilleras y agrega el vino, el agua y 15 granos de pimienta. Tapa la olla y cocina las carrilleras durante 40 minutos desde el momento en que suba la válvula.

Abre la olla, retira la carne a un plato y tritura la salsa con una batidora eléctrica.

Calienta agua en una cazuela y sazónala. Retira la parte inferior del tallo de los espárragos, pela e incorpóralos a la cazuela. Cuécelos durante 15 minutos y resérvalos.

Pon agua a calentar en un cazo y sazónala. Añade los guisantes, cuécelos durante 15 minutos y resérvalos.

Calienta aceite en una sartén, pela las chalotas y agrégalas. Confítalas a fuego suave durante 20 minutos.

Corta las carrilleras en filetes, sirve 2 en cada plato, salsea y esparce por encima los guisantes. Sirve también en cada plato un par de espárragos cortados por la mitad y unas chalotas confitadas. Adorna con unas hojas de perejil.

Consejo:

Si queremos darle un plus al guiso, podemos sustituir el agua o el vino blanco por un caldo casero, ya sea caldo de pollo, de verduras o de carne, si tenemos un caldo en casa, es el momento perfecto para darle uso