Ingredientes (4p.):

500 g de carne picada de ternera

250 g de carne picada de cerdo

1 huevo

30 g de miga de pan

2 cebollas

1 cebolleta

4 diente de ajo

125 g de guisantes frescos (desgranados)

harina

1 l de caldo de pollo

aceite de oliva virgen extra

sal

pimienta

perejil

Elaboración:

Trocea la miga de pan y colócala en un bol. Vierte un poco del caldo de pollo y espera a que la miga quede bien empapada. Escúrrela y resérvala.

Pon agua a calentar en una cazuela. Añade los guisantes y cuécelos con una pizca de sal durante 5-6 minutos. Escurre y resérvalos.

Pela 2 dientes de ajo, trocea y rehógalos en una cazuela con aceite. Pela y pica las cebollas en dados, y añádelos. Rehoga bien a fuego suave hasta que estén bien pochadas doren. Añade dos cucharadas de harina y rehógalas bien. Vierte el resto de caldo de pollo y deja reducir. Pasa la salsa por el pasapuré y coloca la salsa en una tartera.

Pela 2 dientes de ajo y pícalos en daditos. Pela y pica la cebolleta de la misma manera. Calienta una sartén con un chorrito de aceite. Agrega la cebolleta y los ajos y rehógalos a fuego suave. Pásala a un bol y añade la carne de ternera, la carne de cerdo, el huevo, la miga de pan escurrida, un poco de perejil picado y una pizca de sal y otra de pimienta. Mezcla bien y forma las albóndigas. Enharínalas y fríelas en una sartén con aceite caliente. Retira y escúrrelas sobre una fuente cubierta con papel absorbente.

Añade a la salsa, los guisantes escurridos, las albóndigas y un poco de perejil picado. Cocina todo a fuego suave durante 5-8 minutos.

Sirve las albóndigas, salsea y decora los platos con unas hojas de perejil.

Consejo:

Para que las albóndigas queden muy jugosas es importante agregar un poco de miga de pan remojada (en caldo o leche) a la masa.