Publicidad

Antena 3 » Programas » Cocina abierta de Karlos Arguiñano » Recetas de Cocina » Aves y caza

Aprende a cocinar

La receta de "éxito" de Karlos Arguiñano: pavo mechado con pimientos

Karlos Arguiñano asegura que con esta receta "estamos comiendo como los domingos en el cielo".

Ingredientes, para 4 personas

½ pechuga de pavo (650-700g)

100 g de tocino ibérico

125 ml de vino blanco

2 pimientos morrones

1 lechuga

1 cebolleta pequeña

2 dientes de ajo

Aceite de oliva virgen extra

vinagre

Sal

Pimienta

Harina de maíz refinada

1 rama de tomillo

Perejil

Elaboración

Corta el tocino en tiras largas, colócalas (de una en una) en el mechador y mecha la pechuga de pavo. Átala con lid de cocina, salpimienta y dórala bien en una sartén con un poco de aceite.

Pon la pieza de carne en un recipiente apto para el horno. Vierte el vino a la sartén, mezcla y viértelo sobre la pechuga. Agrega también la rama de tomillo. Hornea la pechuga a 200º durante 30 minutos. Retira la pechuga del horno, deja que repose unos minutos y córtala en filetes. Pasa la salsa que ha soltado la pechuga a un cazo y dale un hervor. Añade un poco de harina de maíz refinada diluida en agua fría y remueve bien. Dale un hervor hasta que espese.

Pela los ajos y lamínalos. Pela los pimientos y córtalos en tiras (5 x 1,5 cm). Calienta una sartén con un chorrito de aceite, añade los ajos y los pimientos, y cocínalos

durante 6-8 minutos.

Limpia la lechuga, seca, trocea y ponla en una ensaladera. Corta la cebolleta en juliana fina y añádela. Alíñala la ensalada con aceite, vinagre y sal.

Sirve los filetes de pavo y salséalos. Acompáñalos con los pimientos y la ensalada, y adórnalos con unas hojas de perejil.

Consejo

Si notas que durante el asado la pechuga se está secando demasiado, puedes añadirle un poco de agua.

Si estás buscando un menú excelente para un día especial, tienes que probar la receta de sopa de fideos con mejillones que Karlos Arguiñano proponía como primer plato.

Y de segundo plato para un menú especial, la receta de cabrito asado con patatas. Karlos Arguiñano consiguió hacerlo con poco trabajo, y el resultado es espectacular.