Ingredientes (4p.):

2 gallos (grandes)

1 calabacín

5 yemas de huevo

16 ajos frescos

100 g de queso de untar

1 tomate pequeño

aceite de oliva virgen extra

sal

pimienta

4 hojas de albahaca

perejil

Elaboración:

Lava el calabacín y con ayuda de una mandolina saca 8 tiras finas. Pon agua a calentar en una tartera. Cuando empiece a hervir, sazónala, agrega las tiras de calabacín y escáldalas brevemente (30 segundos). Retira y sécalas.

Pela el tomate, pícalo en daditos y ponlo en un bol. Agrega el queso y las hojas de la albahaca picadas. Salpimienta y mezcla bien. Extiende las tiras de calabacín, pon un poco de relleno en uno de los extremos y enróllalas. Resérvalas.

Corta las cabezas de los gallos y saca los filetes sin espinas. Bate las yemas con una pizca de sal. Sazona los filetes de gallo e introdúcelos en las yemas.

Pon aceite a calentar en una sartén. Agrega 4 filetes de gallo y la mitad de los ajos frescos cortados en trozos de unos 4 centímetros. Fríe el pescado con los ajos. Repite el proceso con el resto del pescado y los ajos.

Sirve el pescado con los ajos y acompáñalo con los rulos de calabacín. Adorna con unas hojas de perejil.