Ingredientes (4p.):

1 conejo

2 boniatos

2 cebollas rojas

1 huevo

30 g de harina

6 tomates deshidratados en aceite

1 diente de ajo

aceite de oliva virgen extra

sal

pimienta

Elaboración:

Pica los tomates y colócalos en el vaso batidor. Agrega el diente de ajo pelado y picado. Cubre con aceite y tritúralos.

Corta el conejo en 4 trozos, salpimienta y colócalo en un bol. Vierte encima la mezcla de tomate, ajo y aceite, mezcla bien y deja que macere durante 15 minutos. Coloca el conejo en placa de horno y hornéalo a 200º C durante 15 minutos por cada lado.

Pela los boniatos, ralla y colócalos en un bol. Incorpora la harina, el huevo y una pizca de sal. Mezcla todo bien.

Cubre una bandeja de horno con papel sulfurizado (de hornear). Coloca encima (con ayuda de dos cucharas) 8 porciones e introdúcelas en el horno a 200º C durante 20 minutos.

Pela las cebollas, córtalas en 3-4 rodajas gruesas y suéltalas en aros. Cocínalas a la plancha con un chorrito de aceite y sazónalas.

Sirve el conejo y acompáñalo con las tortitas de boniato y los aros de cebolla.

Consejo:

Hemos utilizado cebollas rojas, pero no os preocupéis si no las encontráis porque los aros de cebolla también quedan perfectos con cebollas blancas.