Ingredientes (6-8 p.):

1 barra de pan (Viena)

1 l de leche

20 ml de agua de azahar

1 limón

1 naranja

huevos

aceite de oliva virgen extra

azúcar

canela

hojas de menta

Elaboración:

Pon la leche a calentar en una cazuela y añade una cucharadita de azúcar. Agrega unos trozos de cáscara de limón (sin llegar a la zona blanca) y otras de naranja. Incorpora el agua de azahar y pon todo a calentar (para que se aromatice) a fuego suave durante 5-10 minutos. Deja templar.

Corta el pan en rebanadas de 2 centímetros, colócalas en una fuente y riégalas con la leche aromatizada. Deja que se empapen bien.

Calienta una sartén con abundante aceite. Escurre el pan. Bate los huevos, introduce las rebanadas de pan y fríelas. Escúrrelas sobre un plato cubierto con papel absorbente de cocina.

Mezcla el azúcar (5 cucharadas) con la canela en polvo (1 cucharada) y espolvorea las torrijas. Adorna con unas hojas de menta.

Consejo:

El pan de viena es un pan tierno y ligeramente dulce debido a que está enriquecido con leche, huevos y mantequilla.