Comer pescado durante el verano puede aportarte muchos beneficios. Es uno de los alimentos de origen animal que más vitaminas, proteínas y minerales tiene. Además de Ácidos grasos Omega-3 que te otorgarán la energía necesaria durante tus vacaciones. Por si no fuera suficiente, el pescado no tiene un alto contenido calórico y es muy fácil de digerir; por lo que no tendrás que preocuparte cuando vayas a la playa o a la piscina. Conociendo todos estos datos, desde 'Karlos Arguiñano en tu cocina' no nos hemos podido resistir a ofrecerte diez sabrosas recetas con seis variedades de pescado de la temporada diferentes. Están muy ricas y son fáciles de hacer, para que disfrutes durante tus vacaciones sin perder mucho tiempo.

Rape blanco

El rape, también conocido como 'Pez sapo' por su aspecto, es una variedad de pescado blanco de agua salada. Tiene un bajo contenido calórico, destaca por su bajo contenido en grasas y es una rica fuente de fósforo, indispensable para cuidar nuestros huesos, proteínas y vitaminas del tipo B.

Bonito

El bonito es un pescado azul que tiene numerosas ventajas. Su contenido calórico no es muy alto. Además, es rico en proteínas, Ácidos grasos Omega-3 y ácido fólico. Aporta también una alta cantidad de potasio y fósforo y otros minerales en menor medida como el hierro, el calcio o el sodio. Así como vitaminas A, D, B3 y B9.

Sardinas

Las sardinas tienen muchas propiedades y nutrientes que pueden ayudar a mejorar tu salud. Este pescado azul es uno de los más beneficiosos, pues tiene un alto contenido de Ácidos grasos Omega-3. Presenta un nivel muy bajo de mercurio y es rico en fósforo, magnesio, potasio, selenio, yodo, hierro y calcio. También es una fuente de vitaminas del tipo B, D y E.

Salmonetes

El salmonete es un pescado semigraso, por lo que dependiendo de la temporada será considerado azul o blanco. No obstante, suele determinarse que es un pescado blanco por su bajo contenido en grasas. Es rico en proteínas, vitaminas del tipo B y minerales como el magnesio, el yodo, el potasio o el hierro.

Mejillones

Los mejillones destacan por su alto contenido en potasio, zinc, selenio, sodio y fósforo. Además, son ricos en proteínas y vitaminas, concretamente del tipo A, C y B-12. Dentro del marisco, es también el que tiene un mayor nivel de Ácido graso Omega-3, ofreciendo propiedades inflamatorias.

Merluza

La merluza es un pescado blanco fuente de vitaminas del tipo B, destacando la B-3 y B-12. Es rico en minerales como el potasio o el fósforo; así como en Ácidos grasos Omega-3- Además, es capaz de reducir el índice de masa corporal y los niveles de colesterol del cuerpo humano.