Además de volver a ver algunas de las pruebas más divertidas de la semana pasada, el programa estrenará :

En ‘Pendiente de un hilo’, tres concursantes se turnan para responder preguntas mientras penden de un cable a varios metros de altura sobre un lecho de una sustancia nada “agradable”. Si alguno de ellos repite la repuesta, no acierta o no se le ocurre nada, se apunta un fallo. Con tres fallos quedará completamente fuera, literalmente. El último que sobreviva pasará a la próxima prueba.

En ‘Que llueva, que llueva’, tras una pregunta, los concursantes tendrán que luchar por contestar el primero. Si aciertan, eligen un paraguas y tiran de él. Todos están llenos de agua excepto el paraguas ganador que tiene confeti. Quien lo encuentro logrará una silla en la siguiente fase.

Finalmente, en la prueba ‘Pon la oreja’ hay dos equipos que se transmiten un mensaje los unos a los otros. Pero no lo escuchan, sólo pueden leer los labios. El equipo que entienda más palabras del mensaje original gana y elegirá quién va a la próxima fase del programa.