Publicidad

Antena 3 » Programas » De hoy en un año » Mejores momentos

Mejores momentos | Programa 2

Volver a andar: la ilusión de Simón, ¿lo conseguirá?

Tras un trágico accidente en el tejado de su casa hace seis años, Simón tiene un claro objetivo: dejar atrás la silla de ruedas y volver a andar.

Simón, un hombre de 50 años y gallego por naturaleza, acude al programa de ‘De hoy en un año’ para volver a hacer algo que hace seis años un accidente le ha impedido: volver a andar. Con trece campeonatos del mundo ganados en la disciplina 'full contact' a sus espaldas, Simón quiere ganar la mayor batalla de su vida: volver a caminar.

“Mi mayor ilusión sería poder explicarle a mis alumnos las técnicas de avance y retroceso del kick boxing”, confiesa Simón. Pero para dejar atrás la silla de ruedas y comenzar a andar, necesitará tener mucha valentía y fuerza, así como grandes dosis de paciencia en las rehabilitaciones. No será un camino fácil para él.

De ser deportista de élite a volver a andar, todo un reto

Estos 365 días no han sido precisamente un camino de rosas para Simón. Tras largos e intensivas jornadas de rehabilitaciones y terapias de fallo y error, ha progresado considerablemente.

Después de todo un año, aparece en plató con un andador, todo un mérito para él, pues era algo que los médicos no concebían el día que tuvo ese terrible accidente tras caer desde un andamio de obras en su casa. Cuando Pedro García le pregunta sobre si ha sido duro para él, él responde emocionado: “yo tengo un centro deportivo y las horas se me quedaban cortas para seguir trabajando”.

Con esa actitud positiva y luchadora, Simón ha demostrado a todos que la ilusión es lo último que se pierde y que todo propósito puede hacerse posible, solo hacen falta ganas para conseguirlo. Raquel, su gran amiga, siempre lo ha tenido claro: “yo no creo en los milagros, creo en Simón”.

"El día más emocionante de mi vida fue cuando le vi de pie"

Paqui, mujer de Simón

Pero parte de esta lucha se la debe a su mujer y a su amiga: Paqui y Raquel. Simón confiesa que, gracias al apoyo incondicional de Paqui, sigue vivo: “Estoy aquí gracias a ella, en cómo actuó cuando tuve ese trágico accidente”. Lo que él no sabe es que durante estos 365 días, él ha hecho que su mujer sea la más feliz del mundo: volver a verle andar ha sido el mayor regalo que le ha podido dar la vida.

Cuando Pedro le pregunta cuál es su objetivo a largo plazo, él confiesa decidido que su objetivo es poder andar en muletas. Lo que está claro es que si lucha con la misma constancia y valentía con la que lo ha hecho este último año, seguro que lo conseguirá.