Según Pere Navarro "España es un país de referencia en materia de seguridad vial pero no nos lo creemos". Señala que "en la comparativa europea figura que conducimos razonablemente bien pero con 1.830 muertos al año queda mucho camino por hacer".

Destaca que España está por debajo de los países vecinos en cuanto al número de radares en carreteras, "aunque la vía te indica a qué velocidad debes circular". Desmiente que la ubicación de radares tenga fines recaudatorios. "La mitad de los radares no tienen nada dentro y son meramente disuasorios, por lo que los vamos cambiando periódicamente de sitio", afirma.

Uno de los cambios del Código Penal está referido a endurecer las penas de quienes causan un accidente y abandonan a las víctimas dándose a la fuga."Esto era una asignatura pendiente, tiene una condena social. La reforma del código penal ha venido a poner orden a todas estas medidas abandonadas", asegura.

Sobre la principal causa de los accidentes mortales en nuestro país Navarro sostiene que no es el alcohol, como comúnmente se cree, sino las distracciones. "Desde 2016 encontramos la causa en las distracciones del teléfono móvil o el Whatsapp", lamenta.