Considera que el PP de Valencia con Rita Barberá fue "el gran referente del 'municipalismo' español con sus luces y sus sombras". Señala que presentan una lista renovada lanzando un proyecto claro. "No renunciamos a nuestro proyecto pero pero presentamos renovación", señala.

Cree que en Valencia hay dos escenarios claros tras las elecciones: "O continúa el nacionalismo de Compromís o gana el PP contando con un bloque de centroderecha para gobernar". Apuesta por una política de proximidad absoluta y no está haciendo mítines porque no cree que sea útil dirigirse a quienes ya le van a votar.

Reclama que en Valencia hay una competencias y autonomía transferidas que en un momento dado se han desarrollado mal en Cataluña. "Porque se haya hecho mal allí no quiere decir que tengamos que renunciar a eso", aseguraba.

Sobre la tensión por los apartamentos turísticos en el centro de la ciudad cree que hay que evitar que este tipo de construcciones se concentren en el centro de la ciudad y que proliferen las inspecciones. No está en contra de promover el carril bici en Valencia aunque señala que suprimiría algunos tramos polémicos. Su objetivo es convertir a Valencia en una capital puntera de desarrollo y de cultura.