Jiménez no cree que lo que ocurrió en Cataluña fuera un golpe de Estado. Considera que ha habido violencia pero no la suficiente para que sea considerada una rebelión. Asimismo añade que si se pide una pena para Junqueras debería pedirse exactamente la misma para Puigdemont porque ambos tienen la misma responsabilidad.

Rodríguez Arribas confía en que el Tribunal lo hará bien porque se ha demostrado que es solvente. La alegación del ministerio Fsical le ha parecido muy contundente pero cree que lo que dice Abogacía del Estado es erróneo, ya que confunde violencia y fuerza. Pone de manifiesto que el concepto de violencia ha ido cambiando. "Según la tesis de la Abogacía del Estado un ataque informático masivo no sería violencia suficiente para tumbar a un Gobierno", expone.

Giménez destaca que que hablar de "organización criminal" como apunta Ortega Smith "es una desmesura" en este caso.

Para Rodríguez Arribas "lo terrible es que después de 40 años de democracia haya habido una institución del propio Estado que se ha levantado y ha intentado romper España". "Esa conducta es comparable a la invasión de un ejército enemigo", afirma.