Considera positivos los recientes resultados electorales ya que "los extremismos han quedado disminuidos". Cree que los partidos mostraran políticas "moderadas y ponderadas que mantengan el crecimiento de los próximos años". "España es el motor de crecimiento de toda Europa y puede seguir a la cabeza de la locomotora europea", defiende Garralda.

Pone de manifiesto que cuando aumenta la fiscalidad la inversión se retrae, pero es consciente de que todos los Estados tienen que tener un presupuesto potente y llama al equilibrio. Pone sobre la mes que "es muy difícil mantenerse en el sistema de pensiones que hay hoy en día". De cara a los futuros pensionistas considera que habría que aprobar una fórmula para que el trabajador genere por sí mismo un plan de pensiones.

Mutua Madrileña está entre las diez primeras empresas en responsabilidad social. La Fundación ha recibido un importante impulso durante el mandato de Garralda sobre todo en asuntos como el acoso escolar y la violencia de género. Asimismo ha colaborado junto a Atresmedia en la campaña "Tolerancia Cero".

Cree que "las empresas no pueden vivir aisladas de la sociedad y que es un tema que antes solo hacía la administración pública". "En la violencia de género teníamos que estar involucrados todos", destaca. Su objetivo es ayudar a las víctimas de violencia de género y señalar al maltratador.

El empresario ha opinado sobre las donaciones de Amancio Ortega a la sanidad pública. Considera que las críticas que han recibido las donaciones "han sido un desacierto". Señala que en España existe una sanidad magnífica y es gratuita pero eso siempre se puede aumentar porque el mundo de la salud no tiene límite. "Si alguien hace una donación bienvenida sea, no entiendo cómo alguien puede poner pegas", destacaba.