"No es casual que se haya generado una sección de capitales a los bonos soberanos. Es muy difícil salir de estas política", insiste Lacalle. Añade además que el balance del BCE es más del 40% del PIB de la Eurozona. "El riesgo es que la desaceleración europea es mucho más severa que la de otras economías", manifiesta. No está de acuerdo con estas medidas porque considera que perpetúan el "riesgo de enorme burbuja" y una mecánica de mejorar "endeudándonos".

Por su parte, el matemático Crespo pone de manifiesto que hay una desaceleración económica mundial desde hace un año y "lo lógico es que no haya subió los tipo de interés, sino incluso se bajan más hasta incluso un -0,80".

Señala que el balance del BCE es mucho menos de la mitad de lo que el Banco de Japón tiene como balance del PIB. "La situación de Japón es envidiable y el nivel de vida es estupendo", manifiesta. Para Crespo la alternativa es una gran recesión que "todo el mundo intenta evitar aunque sea retrasándola en el tiempo".