Pedro Sánchez quiere formar gobierno durante el mes de julio, pero sin embargo, como analiza Rubén Amón, el presidente "reclama pero no predispone la investidura", por lo tanto, se mantiene paralizada y no se producen cambios.

Las elecciones favorecen al PSOE, del mismo modo que perjudican a Unidas Podemos. Con dichos datos, el líder socialista quiere adelantar las elecciones, creando una gran presión sobre el partido morado con el objetivo de que renuncien a los ministerios.

Albert Rivera, por otro lado, ha fijado el "no es no" con rotundidad, sin dejar ninguna duda respecto a su decisión. Si Ciudadanos se amolda a las decisiones de Vox y veta al PSOE se crea la duda de cómo afectarían las elecciones anticipadas al partido naranja de Rivera.