El 'caso Borja', la historia de un chico que socorrió a una mujer que estaba siendo atracada y al recuperar el bolso golpeó dos veces al ladrón causándole la muerte, ha generado un gran debate político y social. El partido de Santiago Abascal incluso ha creado un 'crowdfunding' para recaudar fondo y ayudar al joven a pagar la fianza de 180.000 euros que se le impone. Vox ha recaudado 110.000 euros que entregará directamente al juzgado para ayudar a Borja.

Rubén Amón considera que se trata de un asunto que se dirime en los tribunales pero que se ha convertido en el 'escenario perfecto para inculcar el mensaje populista'. Le parece curioso que Vox lo que quiere es abolir los indultos, pero en este caso lo quiere aplicar urgentemente para evitar que el joven entre en prisión.

Considera el periodista que Vox ha convertido este caso en el paradigma de un Estado que no garantiza la seguridad de los ciudadanos.