Para Amón, el nuevo grito de Ciudadanos "no es un eslogan, es la superstición hacia la victoria". De esta manera, el periodista compara el nuevo lema del partido naranja al grito de guerra del tenista español, Rafael Nadal.

El colaborador de Espejo Público cuestiona la dirección en la que se dirige el partido de Albert Rivera. La ambigüedad, destaca, es lo que define a Ciudadanos.

"El pacto que se antoja más sensato sería un pacto Ciudadanos-PSOE", señala el periodista. De esta manera, exlcuiría a los extremismos del poder y se evitarían los chantajes del soberanismo.

Ciudadanos, destaca, "ha perdido 15 puntos en 10 meses". El dogma de Rivera contra Sánchez ha podido perjudica al propio partido por no cuidar a los votantes procedentes del ala socialista.

Para terminar, Amón aclara: "Más que el eslogan de Rafael Nadal, Rivera necesitara su mano izquierda y su raqueta".