Cree que la tecnología avanzada que ofrecen las empresas de VTC son la base de la evolución de la sociedad. Ha desmentido que su empresa se sustente en paraísos fiscales. "Tenemos todo en Vicálvaro, aquí en España", asegura.

Está muy preocupado por las medias que quiere llevar a cabo la Generalitat de imponer tiempos de espera a sus servicios. "Con las medidas de la Generalitat muchos conductores de VTC van a perder su trabajo. No es que Uber y Cabify se vayan de la ciudad, es que les echan", lamenta. Cree que la administración ha optado por representar al taxi, "que ni si quiera querían dejarte pagar con tarjeta. Se van a perder los trabajos si no cambian algo", señala.

Lamenta que desde el Gobierno se hayan aprobado las medidas sin hablar con ellos. "Esto no es un consenso y es lo que nos ha llevado a esta situación", destaca.