Arranca el curso político con una sesión de control del control al Gobierno en funciones y tras un verano intenso. Los principales políticos reaparecen y Eduardo González Vega, experto en comunicación y profesor de la Universidad Camilo José Cela, ha analizado en Espejo Público la imagen de nuestros políticos en su particular 'vuelta al cole'.

Pedro Sánchez volvió de vacaciones a finales de agosto y lo primero que hizo fue visitar Gran Canaria tras los incendios forestales que arrasaron la isla. El experto señala que las imágenes que trascendieron a la ciudadanía, con los desplazamientos en helicóptero oficial y junto a militares, "son distintas a la que buscaba” y que “no le acaban de favorecer".

Una de las reapariciones más llamativas fue la de Pablo Casado, quien acudió al pleno de investidura de Isabel Díaz Ayuso con barba. Eduardo González asegura que esta nueva imagen le ha favorecido porque "la gente habla de eso" y ha conseguido centrar el mensaje en ese tema y no en "cuánto tiempo ha estado desaparecido como otros políticos". Así mismo, apunta a que la barba podría responder a un intento de diferenciarse de Albert Rivera, con quien se le compara en muchas ocasiones.

A su juicio, Sánchez y Pablo Iglesias están jugando comunicativamente a ver quién es el culpable si hay una repetición electoral. Por ello, han evitado encontrarse y hacerse fotos juntos.

Por último, sobre Santiago Abascal, Eduardo González apunta que su actividad en Instagram, donde sube imágenes en las que destaca especialmente su físico, "es una buena estrategia para buscar un poco la aceptación de los votantes".