Las imágenes demuestran la pesadilla que vivió la víctima esa noche. Antes de la supuesta agresión sexual, fue acosada en un bar. La persiguieron incluso hasta el baño del local.

Son las imágenes reales de las cámaras de seguridad del bar musical en Sabadell, donde se ve como los presuntos violadores ya acosaron y persiguieron a su víctima por el pub donde pasaron la noche. Es 3 de febrero. Son las 4:30 horas y la víctima camina por el pasillo hacia el lavabo. No va sola, la persiguen dos hombres con abrigo. Ella cierra la puerta sin permitirles la entrada. Los dos jóvenes de origen marroquí permanecen allí durante un minuto. Uno de ellos se marcha y el otro continúa esperándola durante al menos dos minutos más.

A continuación, la joven sale del baño y atraviesa el pasillo sin que nadie le moleste. Pero el acoso no cesa. La están esperando a la salida del pasillo del baño. Las cámaras de seguridad visionadas y analizadas por los Mossos d´Esquadra vuelven a captar a la víctima, que continua siendo perseguida y molestada por sus acosadores. Segundos después desaparece. Según los investigadores, cae al suelo mientras uno de sus violadores la sigue.