Espejo Público ha entrevistado este miércoles a la diputada de Podemos, Victoria Rosell, tras la sentencia de seis años y medio de cárcel y 18 de inhabilitación para el juez Salvador Alba, quien conspiró contra la política y así, de paso, favorecer al exlíder autonómico del PP y exministro José Manuel Soria.

Rosell admite sentirse "aliviada por la resolución" y que lo que más le "alegra" es que haya retirado del cargo a Alba "porque así no se lo podrá hacer a nadie más".

"Fíjese la catadura moral que me acusaba a mí de lo que finalmente ha sido el condenado, de prevaricación y de cohecho", ha querido señalar la diputada. Asegura además que el informe falso y toda la persecución judicial que sufrió estos años le provocó "daños familiares, personales y profesionales".

Victoria se vio obligada renunciar a su acta de diputada que consiguió en las elecciones al Congreso de diciembre de 2015 por las listas de Podemos y desechó presentarse de nuevo en 2019.

Preguntada por Susana Griso de cuál cree que sería la razón por la que Alba habría conjurado contra su persona, la también jurista señaló que "no era personal"y que el juez "tenía fama de poner su voluntad sobre la ley". "José Manuel Soria [quien era su rival en las elecciones] le prometió un cargo en el Consejo Superior Judicial e incluso presumía de su amistad con él" asegura Rosell, quien se lamenta que todavía "existan cargos judiciales que puedan ser elegidos por políticos".

Así mismo, la diputada de Unidas Podemos ha querido revindicar el derecho al olvido después de probarse que la diligencia por cohecho y prevaricación que se intentó abrir contra ella en el Tribunal Supremo e impulsado por el Alba era falsa.

"El derecho al olvido creo que también es parte de la autorregulación y autorresponsabilidad de la prensa cuando ya tienen una sentencia que señala que era falso", subrayó. También señaló que cuando lo medios de comunicación publicaban la información ella no podía pedir rectificación porque se hacían eco "de una información veraz" aunque finalmente falsa.

Sobre las negociaciones entre su partido y el PSOE, Rosell ha admitido que "no pierde la esperanza" de que se pueda llegar a un acuerdo. "La gente nos ha votado para hacer un acuerdo progresista, frente a otros acuerdos o pactos que se hacen en 5 minutos y blanqueando a la ultradercha", ha declarado en una clara alusión a los acuerdos entre Ciudadanos, PP y Vox en los gobiernos de diferentes Comunidades Autónomas.