En los últimos días varios vecinos han amanecido con sobres de color sepia con billetes de 50 euros e, incluso, los más afortunados con 70 euros. Primero fueron 14 los vecinos agraciados pero el número ha ido en aumento. Un misterio que tiene perplejo a este pueblo palentino de menos de 900 habitantes.

No todos los vecinos han sido recibido este curioso donativo y algunos reprenden, con mucho sentido del humor, a este 'Robin Hood' anónimo por su falta de caridad.