Investigación

Una vecina de Marbella podría convertirse en multimillonaria tras lograr la exhumación de sus posibles abuelos

Un juzgado de Menorca autoriza la recogida de pruebas biológicas para determinar si es hija de un magnate millonario que fue incinerado al fallecer.

Publicidad

Una vecina de Marbella podría convertirse en millonaria de la noche a la mañana. La mujer, de 70 años de edad, reclama la herencia de un magnate fallecido, alegando que es su padre.

El problema es que su presunto progenitor fue incinerado y al no poder demostrar la relación mediante una prueba de ADN, la juez autorizó la exhumación de sus presuntos abuelos.

Según explicó el abogado de la mujer en Espejo Público, Fernando Osuna, la herencia oscilaría entre los 30 o 40 millones de euros. "Hay herederos. Sobrinos, primos y demás parientes, pero mi clienta sería la hija, por eso tendría preferencia", explicó el letrado, quien añadió que entre las numerosas propiedades se encuentran varios palacios, así como inversiones culturales y artísticas.

El posible padre de la mujer era de Menorca y también vivió en Barcelona. Supuestamente mantuvo una relación con la madre de la demandante y según explica Fernando Osuna, el hombre, que era soltero, estuvo a punto de reconocer como hija a la mujer marbellí hace tiempo, e incluso mantenía relación con ella, presuntamente.

Falleció hace tres años

Esta persona falleció hace unos años y sus hermanos, los supuestos tíos de la demandante, se niegan a hacerse la prueba de ADN, como apunta el letrado, lo que ha hecho necesario que se recurra a la vía de la exhumación de otros familiares a fin de comprobar la relación paterno-filial.

El caso ha recaído en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Ciutadella de Menorca, que ha autorizado las pruebas que solicitaba el representante legal de la mujer.

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Publicidad