El programa de 'Espejo Público' ha podido hablar con la vecina que protagonizó actos incívicos en Alcalá de Henares. La mujer manifestaba que se encuentra en situación de calle y se mantiene buenamente con lo que la gente le da. "Mi relación con los vecinos es buena, yo soy de aquí de toda la vida", explicaba.

La mujer conflictiva reconocía los hechos que le mostraba el periodista, en los que quedaba prácticamente desnuda en la carretera o rompía violentamente el cristal de un establecimiento. Se excusó en que fue a raíz de que la provocasen, le quitaran el bolso y le robaran las bragas.

Asimismo, señalaba que padece trastorno de bipolaridad de tipo I y trastorno de personalidad límite, pero no cuenta con medicación pues no puede costearsela.

"Vivo en una tienda de campaña como puedo", relataba. La vecina de Alcalá de Henares llegó a esta situación extrema tras una consecución de problemas personales. Se separó, perdió el trabajo, la desalojaron y se quedó en la calle. Lleva más de un año sin poder ver a sus hijos y tiene una orden de alejamiento por parte de sus padres.