La localidad pontevedresa de Valga continúa conmocionada tras el crimen en el que un hombre ha matado a las que fueran su mujer, su suegra y su cuñada. El asesino confeso disparó mortalmente a las tres mujeres delante de sus hijos de 4 y 7 años, que permanecían en el vehículo. Primero terminó con la vida de su exmujer que preparaba a sus dos hijos para llevarlos al colegio. Al acudir en su auxilio su madre y su hermana, el hombre terminó también con sus vidas.

Tras asesinar a las mujeres con un arma corta él mismo llamó a la Guardia Civil para confesar los hechos. 'Espejo Público' ha hablado con el vecino que se encontró con los cuerpos sin vida. Señala que tras el crimen se llevó a los niños, que permanecieron con su cuñada y sus nietos.

Relata que cuando llegó la Guardia Civil y preguntó a los pequeños qué había pasado, el menor de los hermanos dijo: "Llegó papá con una pistola y mató a mamá".

La pareja se había se parado en 2018 tras 10 años de matrimonio. No existían denuncias previas por violencia de género ni agresiones anteriores.

El ministerio de Igualdad pone a disposición de las víctimas de violencia de género el teléfono 016 para asesorarlas en cualquier cuestión. La llamada no deja rastro en la factura telefónica.