La agresión tuvo lugar cuando la víctima se disponía a entrar en su casa. Fue entonces cuando su vecino del piso de arriba, que vestía de negro y se cubría la cara, le asestó varias cuchilladas.

Tras el ataque el joven de 26 años pidió ayuda en una terraza cercana y llamó a la Policía. Los agentes buscaron al agresor en su domicilio y encontraron que portaba una navaja que podría ser el arma con el que se cometió el ataque.

El atacante se encuentra detenido y el joven ha sido curado de sus heridas y no reviste gravedad.