Jóvenes turistas totalmente borrachos acosaron a una reportera del programa de 'Espejo Público' mientras desempeñaba su trabajo. La periodista ha explicado que estaba realizando un reportaje sobre la noche de Benidorm en la conocida como 'zona guiri' cuando comenzó a recibir infinidad de faltas de respeto.

Cuenta cómo en los locales la mujer es utilizada como reclamo perfecto para los turistas. Durante la grabación tuvieron incluso que acudir al rescate de la profesional por el continuo acoso que estaba recibiendo.

La periodista ha señalado como el desfase, el descontrol y los altos niveles de alcohol concluyen en faltas de respeto, asegurando que su compañero también fue increpado "le lanzaban latas, le empujaban y le insultaban". Pero apunta una diferencia "a la mujer se le falta el respeto con el carácter sexual".