Hace un mes que no existen noticias de Dana, la joven desparecida en Arenas. Su novio denunció el caso, pero mientras la Policía investigaba el suceso, él huyó de los agentes, que le encontraron a las 36 horas en el Castillo de Bentomiz, principal foco de la investigación por ser el lugar más frecuentado de la pareja.

El joven, al ver a la patrulla de policía, salió corriendo y consiguió huir. Los acontecimientos extrañaban cada vez más a los agentes, que le señalaron como principal sospechoso. Finalmente el novio de Dana apareció y se explicó, asegurando que se sentía superado por la situación.

Sergio, la pareja de Dana, sigue reafirmando su hipótesis de que la joven sigue viva y se fue por voluntad propia al tener demasiados frentes abiertos.

El caso de Dana continúa con todas las hipótesis abiertas y el motivo de su desaparición sigue siendo desconocido. La única información de la que se dispone es la del robo que se produjo horas antes de su desaparición, que creó un desencuentro entre la pareja, pero no existen indicios de que el joven sea el responsable del suceso.