El autor de los disparos se había separado recientemente de su pareja. Según fuentes cercanas al caso ésta ya habría rehecho su vida, lo que habría motivado la agresión a estas mujeres, exsuegra y excuñadas, movido por los celos. Este vecino disparó desde la ventana de su casa a las hermanas y la madre de su expareja con intención de hacerle daño a esta.

La víctima mortal, de 35 años, fallecía en el acto tras los disparos mientras que las otras dos heridas continúan ingresadas, una de ellas muy grave.

Una de las vecinas ha contado a 'Espejo Público' cómo vivió el momento de los disparos. En un primer momento pensó que se trataba de unos petardos. "Salí y vi que el hombre estaba llamando la atención a las mujeres. Se agachó, sacó la escopeta y le pegó el tiro. Entonces me fui a llamar a la Policía", relata.

"Vi que la suegra se estaba desangrando con una herida en la pierna", señala esta mujer angustiada. Tras los disparos el agresor fue detenido por la Policía en medio de un dispositivo policial que evitó las muestras de violencia por parte de algunos vecinos.