La de Podemos asegura que se sentirá resarcida "cuando este tipo de cosas no vuelvan a ocurrir". Quiere que lo que le contaba su madre que pasaba no le vuelva a suceder a su hija, señala que estará feliz y contenta "cuando este tipo de cosas dejen de ocurrir para generaciones venideras".

Considera Rodríguez que la clave del éxito de su denuncia está en tener en su poder el vídeo que mostraba el comportamiento del empresario. "Fue una prueba muy clara y deja poco espacio a la duda, el problema es que si no hubiera existido quizá no hubiera ganado el juicio", destaca. Lamenta que en la vista los testigos han dado diferentes versiones intentando quitar hierro al asunto.

Ha manifestado que tiene previsto donar el dinero de la multa a asociaciones de mujeres que luchan por erradicar este tipo de situaciones.