Raúl García se acercaba a la zona en la que un grupo de taxistas intentaba echar a un conductor de VTC en Ifema cuando era interpelado por un grupo de manifestantes que, a empujones, le acusaban de haber preparado él mismo la entrada del VTC.

El reportero se ha enfrentado a la reacción violenta de algunos trabajadores. Le han lanzado un huevo contra el micrófono, le empujaban e incluso tiraban al suelo la cámara.

Algunos taxistas han salido en su defensa mientras el periodista se preguntaba si corría peligro.