Susanna Griso y Gonzalo Bans han ilustrado con un balón de baloncesto 'los pases' que se han hecho los principales partidos para echarse las culpas unos a otros en la constitución de la Mesa del Congreso.

El PSOE echa la culpa al PP de que Vox esté en la mesa. Dice el partido de Pedro Sánchez que les ofrecieron cerrar la puerta a los de Abascal, el famoso cordón sanitario, y evitar que tuvieran silla pero que el PP se opuso.

Por su parte, el PP culpa al PSOE de que Vox tenga sitio y a los de Abascal de que la derecha esté en minoría. Según los de Casado, los socialistas quisieron amarrar la vicepresidencia primera y no quisieron hacer el cordón sanitario a Vox. Y culpan a los de Abascal de "vetar" a Ciudadanos y darle una silla, por tanto, a Unidas Podemos.

Los de Vox lo tienen claro: la culpa es del PP. Afirman que no tienen ningún sentido que un partido con 10 diputados como es Ciudadanos tuviera puesto en la mesa. No quisieron que los de Arrimadas entraran y arremeten contra el PP: dicen que si les hubieran prestado 7 diputados le hubieran quitado un puesto a Unidas Podemos.

Mientras, Ciudadanos se queda fuera y pasa la pelota a PSOE y Vox. Ciudadanos y PP tenían un pacto pero era insuficiente: necesitaban que o PSOE se sumara para vetar a Vox o que los de Abascal se sumaran para frenar a Podemos. Al final, ni unos ni otros y Ciudadanos se queda fuera de la mesa.

Unidas Podemos fue el absoluto ganador de la constitución de la Mesa. Con sólo 35 diputados se lleva 3 puestos cuando le correspondía 1 o máximo 2. Así las cosas la izquierda tendrá una mayoría abrumadora para regir el congreso en esta legislatura.

Puedes volver a ver toda la información sobre esta noticia en Atresplayer.