Publicidad

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Duro testimonio

Sobrevive al apuñalamiento de su pareja haciéndose la muerta en Tenerife: "Me agarré los intestinos y me arrastré para pedir auxilio"

Miriam logró sobrevivir a un asesinato machista haciéndose la muerta. Su pareja la apuñaló, la degolló y la drogó. Cuando pensó que había fallecido la dejó tirada envuelta en una alfombra. La mujer sacó fuerzas para arrastrarse, agarrándose incluso los intestinos, y pidió auxilio en la calle.

Asegura Miriam que su pareja era muy celoso pero nunca dio señales de que era una persona violenta hasta el día de la agresión. Ese día le dijo que se iría de casa pero antes la mataría. La cogió desprevenida y le clavó un cuchillo en el pecho. "Él me deja claro en ese momento que yo no iba a salir viva de la casa", recuerda.

La primera puñalada la recibió a un milímetro de la aorta. En ese momento se intentó defender y las fuerzas no le acompañaban. Intentó dialogar con él durante casi 4 horas en las que se le escapaban los argumentos. "Me estaba desangrando y los intestinos se me salían", asegura. Durante ese tiempo intentó escapar por las escaleras y él la volvió a meter en casa. "Me dio dos puñaladas, esperó a que me desangre y después me cortó el cuello", recuerda.

Cuenta que su mayor preocupación era que su hijo no llegara del colegio porque su pareja le aseguró que si su hijo llegaba y veía la situación también le mataría por lo que se dejó matar. "Yo era consciente de que iba a morir", recuerda.

"Cuando vi que llegaban las 14,00 horas sabiendo que mi hijo llegaba a las 14,20 horas le dije: "Mátame ya para que te puedas ir y ahí fue cuando él me degolló"", cuenta Miriam. Tras esa última cuchillada Miriam cerró los ojos y se hizo la muerta. Tras robarle las llaves de casa, la cartera, el móvil y el coche el agresor se fue.

Después de ese momento escuchó la puerta de la calle y al abrir los ojos vio que su mano se estaba moviendo. Antes de irse el hombre que intentó asesinarla le hizo ingerir 19 diazepanes. Comprobó que estaba muerta, la enrolló en una manta y le dio un par de golpes con el pie.

Ella fue la primera sorprendida en seguir con vida. "Por nada del mundo quería morirme", recuerda. Se arrastró hasta la calle para pedir auxilio.

Esto tuvo lugar el 11 de marzo. Pasó semanas en coma y despertó en plena pandemia. Ni si quiera tenía claro si estaba viva ya que no podía ver a sus familiares y se quedó en shock al descubrir cómo había cambiado la sociedad en pleno pico de contagios de coronavirus.

Puedes ver la historia de superación de Miriam, que consiguió sobrevivir tras se degollada haciéndose la muerte, en Atresplayer.